Las Cuatro Fuentes Principales del Pentateuco

TEORÍA DE LAS FUENTES

En la vida de la Iglesia se venía aceptando la idea de la redacción del Pentateuco por las propias manos de Moisés; a partir del siglo XVIII y XIX comienzan a darse voces en contra de esta interpretación en cuanto que el análisis de texto bíblico muestra claras evidencias de contradicciones, anacronismos, diferencias notables, diversidad de vocabulario, estilos, etc. que hacen imposible pensar en una unidad literaria de los cinco primeros libros de la Biblia.

A finales del siglo XIX WELHAUSEN (1883), reuniendo algunas de las opiniones que se venían gestando entre algunos exegetas presenta la TEORIA DE LAS FUENTES según la cual el Pentateuco viene a formarse de la recopilación de 4 documentos distintos entre si por la fecha, el autor y los ambientes de origen. Este proceso se realiza muy posterior a Moisés.

Los principales criterios de identificación e hipótesis de ubicación histórica para cada fuente:

A. El Yavista.

Surge entre los años 850 – 750 en el Reino del Sur.

Criterios de Identificación:

-Utiliza el nombre de YHWH.
-Se compone entre los siglos IX –VIII en Judá.
-Estilo de gran viveza y colorido, forma figurada y talento narrativo.
-Responder a las grandes interrogantes que se plantea el hombre.
-Expresiones antropomórficas sin perder el elevado sentido de lo Divino.
-Presentar la intervención de Dios que llama a Abrahán.
-Visión optimista acerca de la presencia e intervención de Dios en la historia.
-Una visión universalista y políticamente pro monárquica. Busca legitimar la dinastía davídica presentando a Salomón como legítimo heredero de las promesas hechas a su padre.

B. El Elohista

Probablemente venía de los círculos proféticos del Norte hacia los años 850 – 750; luego de la Caída de Samaría algunos de los escribas se refugiaron en Jerusalen donde se habría fundido con el Y.

Criterios de Identificación:

-Utiliza el nombre de Elohim.
-Jacob ocupa un lugar privilegiado.
-Estilo más sobrio y monótono.
-Moral más exigente.
-Afán de respetar la distancia entre Dios y el hombre. Enfatiza la Trascendencia Divina, por ello recurre a los mediadores entre Dios y los Hombres.


C. Deuteronomista.

Se le identifica, al menos en su parte central con el Libro encontrado en el Templo en época de Josías (640-609 a.C) y que sirve de base para su reforma (622 a.C). La crítica actual pone su ambiente original en la época exílica: los sacerdotes recogiendo normas y tradiciones pre exilícas (inclusive del Norte) hacen una lectura de la historia en clave de la fidelidad y observancia de las leyes de la Alianza.

Criterios de Identificación:

-Escuela Deuteronomista: insistencia en la reformulación de la Ley primera y de las antiguas normas.
-Más reciente: su obra se extiende más allá del Pentateuco, aunque no podemos hablar de que preceda a éste.
-Marco doctrinal muy claro:
1. Un Dios.
2. Un santuario.
3. Un pueblo.
4. Una elección.
5. Una alianza que exige fidelidad.
6. Una ley.
7. Una tierra.


D. El Sacerdotal.

Después del Exilio aparece el escrito P. obra de los círculos sacerdotes que recogen preceptos cultuales y otras tradiciones que se pusieron por escrito durante el destierro en Babilonia.

Criterios de Identificación:

-Rasgos de una escuela que se plasma hasta el destierro y se impone después de El.
-Importancia fundamental en las leyes.
-Interés por la organización del Santuario.
-Sacrificios, fiestas, personas, y funciones de los sacerdotes.
-Gusto por los cómputos y las genealogías.
-Estilo abstracto y repetitivo.
-Presenta La Alianza como un compromiso – promesa unilateral de parte de Dios a favor de la humanidad.